jueves, 30 de abril de 2015

SALVIA OFFICINALIS Y SALVIA SCLAREA

Salvia officinalis

Tuvo el rango de planta sagrada en la Grecia y la Roma antiguas, su nombre proviene del latín salvare = salvar. Así que se ha considerado como un remedio básico con múltiples propiedades.

Es una planta erguida bianual o perenne de hasta 1 m de altura, con grandes hojas pilosas de color verde matizadas de púrpura y pequeñas flores azules.
La extracción del aceite esencial se obtiene por destilación al vapor de los brotes florales y las hojas. Sus componentes principales son: Acetato de linalilo (hasta un 75%), linalol, pineno, mirceno y felandreno, entre otros. La composición varía según la procedencia geográfica de la planta; existen varios quimiotipos diferentes.

Esta " herba sacra" como dirían los romanos tiene sustancias muy interesantes para la salud:
Es un fuerte estimulante del sistema nervioso, combatiendo la depresión, la debilidad de origen nervioso, la introversión. Estimula la memoria, mejora el aprendizaje. Es regulador de la presión arterial y ayuda al aumento de la circulación y a la eliminación de líquidos.

Al mismo tiempo actúa como calmante nervioso, relaja las contracturas musculares, los espasmos, los temblores, alivia la piel congestionada o lesionada, ayuda a la cicatrización de heridas, se utiliza en torceduras, y es un excelente relajante psicofísico, combatiendo el agotamiento tanto en los aspectos físico como mental o emocional.

Pero uno de sus usos más conocidos en el mundo de la aromaterapia es aquel que lo hace especial para los problemas femeninos, la salvia al ser rica en flavonoides mitiga con eficacia problemas de menstruaciones dolorosas y de irregularidades durante la menopausia. También está indicado de infecundidad (activa las funciones sexuales femeninas), en irregularidades menstruales (ya sea por discontinuidad, escasez o molestias). Relaja a las parturientas y alivia el dolor de las contracciones durante el parto.

Ejerce una acción sobre el cuerpo humano que aumenta la secreción biliar, es antiespasmódica y relajante en los músculos del estómago y el intestino. Lo que hace a la salvia una aliada en la alimentación.

Todas las legumbres ganan en digestibilidad con unas hojas de salvia en el agua de cocción, y las zanahorias resultan más astringentes con una pizca de salvia.

Se usan para dar sabor a variados productos como embutidos o quesos, y sus flores se utilizan para conservas y mermeladas.

El uso práctico de la salvia es el de aromatizar los platos, siendo varias las propiedades de los principios activos contenidos en ella.


Salvia sclarea

En cosmética

Es uno de los aceites más usados para productos de belleza. Es un antiséptico que ayuda combatir los hongos en la piel.

Antioxidante, protector de los radicales, poderoso anti-arrugas, es ideal para la piel madura, desvitalizada. Para el tratamiento del cabello graso, caspa, seborrea y caída del cabello, ya que favorece  su crecimiento.

Revitalizante, ya que posee propiedades energizantes que estimulan la circulación. Su aroma alcanforado tiene un efecto refrescante y calmante sobre la piel.

El aceite esencial de salvia es antisudorífico, desodorante, antitranspirante,  y antiséptico natural con propiedades anti-bacterianas, por lo que es útil para reducir el riesgo de infecciones en heridas, cortes, acné, etc, favoreciendo la cicatrización de las heridas. Es excelente para lavados de todo tipo: picaduras de insectos, para mucosas inflamadas y como enjuague bucal en caso de encías inflamadas. Para regular las transpiraciones excesivas, puede aplicarse sobre los pies con ciprés y lavanda, o también mezclar dos gotas de aceite esencial con una cucharada de harina de arroz y espolvorearlo en los calcetines o zapatos. Se puede preparar un dentífrico casero, mezclando a partes iguales de arcilla blanca (caolín) con micronizado de salvia (secar las hojas y triturarlas) y añadiendo dos gotas de aceite esencial. 

Salvia officinalis o Salvia esclarea (romana) Hay muy pocas diferencias entre ambas, si bien hay que decir, que la salvia esclarea es la usada en las formulas de los reguladores menstruales, deficiencias de la menopausia y en alimentación. En tanto que la salvia officinalis es la utilizada en cosmetología en casos de pieles desvitalizadas, caída del cabello, caspa, hongos de la piel... Sus propiedades son aprovechadas para formulaciones en distintos productos cosméticos, como desodorantes, pastas de dientes, cremas faciales, corporales, productos para el cabello...
Teniendo en cuenta estas tenues diferencias podremos aprovechar mejor la capacidad terapéutica de la salvia.







2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...