domingo, 28 de febrero de 2016

ELABORAR LEJÍA DE POTASA CON CENIZA




Elaborar lejía de ceniza es un método tradicional que se hacía ya en tiempos ancestrales. Como curiosidad, decir que álcali viene del árabe Al-Qaly que significa ceniza, y que potasio tiene símbolo K del latín kalium, "alcali". Mencionar también que la expresión hacer la colada viene del método antiguo de colar las cenizas entre la ropa amontonada para lavar.

El agua de ceniza, aunque puede contener otros óxidos como el de calcio y magnesio es una solución predominantemente de óxido de potasio en agua, es decir, hidróxido de potasio (también conocido como potasa cáustica) Tiene un pH muy básico > 7.  

De la disolución de la ceniza obtendremos un medio básico, una lejía, por lo que las precauciones son las mismas que se deben tomar frente al uso de un producto corrosivo cáustico, que consiste principalmente en el uso de gafas y guantes para evitar el contacto con la piel. 

Es barata y ecológica, ya que respeta el medio ambiente. No solo no daña el medio ambiente, sino que es muy eficaz en jardineria como insecticida y fungicida natural para prevenir y tratar plagas en nuestros jardines y huertos. 

No es válida para depurar aguas, ya que no contiene cloro como la lejía comercial (esta es de hipóclorito de sodio) pero sí es un buen producto detergente y desinfectante. Desde tiempos, se ha venido utilizando el agua de potasa para la limpieza de ropa, alimentos, utensilios, cualquier superficie. También como medio básico para la fabricación de jabón , jabón de potasa.

La densidad y calidad de la lejía dependerá de la ceniza, mejor ceniza  de maderas duras con mayor concentración de potasio, maderas como roble, olivo, encina... sin tratamientos químicos, pinturas o barnices.
También influye la temperatura a la que ha sido quemada la madera, a más temperatura se queme la madera, más calcinada y blanca será la ceniza. 
Por otra parte, también dependerá de la temperatura a la que se obtiene la disolución. A mayor temperatura, más fuerte es la lejía.


Método
  
Para empezar a elaborar la lejía, se deben tamizar las cenizas, que no tengan restos de carboncillos ni madera. 

Hacer una disolución de 1:5 (ceniza/agua) En agua, a ser posible de lluvia. Mover bien para que se mezclen el agua y la ceniza durante 10 minutos, y si quedan restos de carboncillo en la superficie, lo retiramos con un colador. 

Para saber si se ha puesto la cantidad de ceniza adecuada, se mueve la mezcla y se introduce una patata que debe flotar, si se unde, se debe añadir más ceniza hasta conseguir que flote, pues es la patata al flotar la que indica que la mezcla tiene la densidad adecuada de carbonato de potasio. Ahora hay dos métodos para elaborar la lejía de potasa: 

Método de invierno

Poner a hirvir a fuego medio (si es en la chimenea mejor, ahorraremos energía) la mezcla de ceniza y agua en una cazuela tapada que no sea de aluminio (ya que se oxidará) durante 15 minutos. Después se retira del fuego y se deja  decantar 48 horas. Se recoge el sobrenadante con cuidado de no remover el fondo y se filtra la lejía con un colador de tela. Se envasa y se etiqueta la botella para evitar confusiones al reutilizar botellas usadas (producto tóxico por ingestión).

Método verano 

Con la mezcla de agua caliente (para favorecer la reacción), la ceniza tamizada y con la densidad correcta, lo dejamos reposar tapado 12 horas al sol. Pasado el tiempo removemos bien, quitamos carboncillos y dejamos reposar otras 12 horas. Volvemos a  remover y dejamos decantar 24 horas. Se recoge el sobrenadante con cuidado de no remover el fondo y se filtra la lejía con un colador de tela. Se envasa y se etiqueta la botella para evitar confusiones al reutilizar botellas usadas (producto tóxico por ingestión).

La solución es un líquido amarillento, un agua jabonosa, resbaladiza al tacto, lo que indica su poder como detergente. Es un agua con una textura jabonosa similar a la de la lejía y con un color blanco-amarilento.


Usos de la lejía de ceniza:

 
Se utiliza como detergente líquido


Excelente para la limpieza de verduras frescas, frutas, raíces etc… tanto para quitar restos de productos químicos como para la limpieza de insectos y otros animales que se encuentran habitualmente, así como las bacterias dañinas. 

Para toda la limpieza de la casa (cocina, baño, suelos...) la lejía de ceniza se diluye en agua caliente para aumentar su poder limpiador, similar a cualquier detergente líquido. También es útil para todos los utensilios que deban estar higiénicos (coladores, paños, envases...), incluso para lavar la ropa en lavadoras automáticas.


Como tratamiento fungicida natural para las plantas

El agua de potasa o caldo de ceniza al igual que el jabón de potasa, en jardinería y horticultura doméstica se emplea como insecticida, larvicida y ovicida. Es un producto especialmente eficaz para combatir y eliminar plagas, pulgones, gusanos, cochinillas, arañas rojas, así como hongos, mildiu, oídio, botrytis, etc. 

Limpia muy bien las hojas, troncos o tallos que contienen melazas y residuos que dejan otros insectos chupadores evitando la aparición de hongos. 

Es resistente. Al ser un efecto de funcionamiento mecánico destruyendo la cutícula, impide que los insectos desarrollen sus propios sistemas de defensa.

Toxicidad nula para fauna. Aportar potasio a la tierra es beneficioso para absorver mejor los demás nutrientes.


Es desinfectante. Útil para la limpiea y desinfección de utensilios de trabajo.

Para tratamiento preventivo y fungicida se disuelve del 1% al 5% en agua sin cloro, a ser posible de lluvia.

Pulverizar las plantas a primera hora del día o última de la tarde, cuando ya no caliente el sol. Para prevenir plagas aplicar mejor en invierno, cuando los árboles están en descanso.


Para la elaboración de jabón de potasa

El mecanismo de acción es la saponificación, es decir, el hidróxido de potasio reacciona con los ácidos grasos, produciendo jabón. Para elaborar jabón potásico con lejía de potasa hay que aumentar la concentración de potasa (k), precisar la densidad para que pueda reaccionar como lejía junto con las grasas. 





Utilizar productos naturales para la limpieza del hogar nos permite cuidar del medio ambiente, así como de nuestra salud y ayuda en la economía del hogar, por lo que es todo beneficios.

4 comentarios:

  1. Muy interesante. Gracias por compartir tan valiosa información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Maria. Gracias a ti por tu visita y comentario. Un placer poder compartir experiencias.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. gracias es muy buena esta explicación llevo practicamente toda la tarde buscando informacón y esta es la que más completa y argumentada veo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que te sea útil, Patricia. Gracias a ti por tu visita y comentario.
      Un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...